Argentina - Provincia de Salta | Lunes 13 de Marzo de 2017

Cafayate, una ciudad para disfrutar todo el año




Al pensar en Cafayate se vienen a la mente los famosos “vinos de altura”, reconocidos y premiados en Argentina y en todo el mundo, gracias a las  variedades de tintos y blancos imposibles de imitar en otros entornos. Pero claro, esta ciudad salteña también es conocida por sus paisajes, su amplia oferta de servicios turísticos y su excelencia gastronómica.


A continuación, algunas excursiones y actividades recomendadas:

Quebrada de las Conchas: es una excursión que lleva al menos medio día, si se quiere hacer disfrutando de cada detalle. 


Los amantes de los paisajes y la fotografía no olvidarán este paseo, ya que las vistas del Valle Calchaquí desde los puntos estratégicos son maravillosas. En este paseo se visita el imponente Anfiteatro natural, que se encuentra literalmente dentro de una montaña: una abertura permite la caminata hasta el centro, en el cual las paredes de piedra de al menos 100 metros de alto envuelven al visitante, generando un sonido y una acústica únicas para realizar conciertos y cantar. 


La Municipalidad de Cafayate organiza allí el “Concierto en la Montaña” todos los años -en lo que es uno de los eventos más esperados por locales y turistas- y no se utilizan micrófonos ni amplificadores porque no son necesarios. También es parte de la excursión la visita a la Garganta del Diablo, similar al Anfiteatro pero con una estructura de piedra que va en subida casi hasta donde la vista no llega. 


Ruinas de los Quilmes: Las ruinas se encuentran en el Departamento de Tafí del Valle, y es una excursión que combina historia con bellezas naturales. Los Quilmes, pueblo originario que vivió en esa zona, fueron derrotados por los españoles en el año 1667 y obligados a caminar desde ese lugar de Tucumán hasta lo que hoy es el Partido de Quilmes, muriendo la gran mayoría en el camino. Además de esta parte de la historia, con los guías locales el viajero podrá conocer el modo en que vivían, sus casas, su organización y por supuesto, el legado que aún hoy continúa vigente con los descendientes. 


Cascadas del Río Colorado: para los más aventureros, esta visita es de un nivel de complejidad que precisa al menos de un muy buen estado físico y cierta habilidad para el trekking y para caminar entre las piedras. Es recomendable llevar calzado adecuado, protector solar, agua  y ganas de escalar y caminar, ya que dura unas 5 horas. Nomás llegar a la base del cerro, el visitante se encontrará con que allí reside la comunidad diaguita local, que son quienes ofician de guías también. 


La travesía comienza ascendiendo por el lecho del río de agua de deshielo, y en el camino se atraviesan hermosos lugares con frondosa vegetación. Las cascadas y saltos aparecen de repente, y muchos aprovechan para bañarse en las aguas cristalinas de acuerdo a la temperatura del día. La excursión suele terminar en el Divisadero, un punto de inflexión para descansar y disfrutar de la maravillosa vista de los valles, los ríos y la ciudad desde la altura. 


Bad Brothers Wine Experience: ¿Quién no soñó con “armar su propio vino”? Bueno, en este establecimiento gastronómico es posible, y lo hacen decenas de visitantes día a día, mezclando  los porcentajes que deseen de las distintas cepas y produciendo sus vinos sobre la base de su propia intuición o gusto. Además, y ya lejos de las pruebas de turistas amateurs, este local gastronómico -N°1 recomendado en TripAdvisor para comer en Cafayate- ofrece una cuidada selección de vinos propios, que se pueden degustar en el bar con maridajes muy estudiados, o bien durante la cena a la luz de las velas, con una delicada ambientación y una atención de primera.

 

Comer y dormir en una bodega: afortunadamente, cada vez más bodegas de la zona están abriendo sus puertas para mostrar cómo producen los famosos “vinos de altura”. Muchas incluso cuentan con hoteles y restaurantes para degustar los manjares locales y pasar unas noches rodeado de viñedos y naturaleza. Por ejemplo, en el predio de la Bodega El Esteco se encuentra Patios de Cafayate, un maravilloso casco de estancia de 1892, que fue trasformado en un hotel boutique de campo que conjuga  tres cosas de manera armoniosa y exquisita: un elegante restaurante con una cocina moderna manejada por el chef Martin Garramón -donde se destacan por ejemplo el carpaccio de llama, el conejo braseado, carnes a la parrilla y sus exquisito risotto con cordero- una atención y servicios de excelencia y la posibilidad única de dormir en sus amplias habitaciones, en el marco de una arquitectura colonial andaluza  y disfrutar de los viñedos y sus perfumes. No en vano, este es el hotel N°1 recomendado por los usuarios de TripAdvisor para alojarse en Cafayate. 


Otras excursiones imperdibles son la recorrida por los Médanos de Cafayate, que se recomienda hacerla a caballo; paseos por la zona de Yacochuya, donde hay canales de agua, espacios de merenderos para las familias, vestigios diaguitas por toda la zona, y muchos miradores naturales; y el interesante Museo del Vino, un atractivo único en el Valle Calchaquí. 


La famosa noche cafayateña

Fernanda Pérez Olguín, directora de Turismo de Cafayate, destaca que “quien no disfrutó de la noche en el Centro de Cafayate, tal vez se perdió la parte más divertida del viaje, ya que esta ciudad respira alegría, cordialidad y música”. Y es fácil comprobarlo, ya que los visitantes, atraídos por el folklore y por platos típicos como humitas, tamales, locros, cayote, queso de cabra y por supuesto, empanadas salteñas, pasean sin preocuparse por nada más que disfrutar. Las peñas inundan las calles, y tanto expertos en la danza como improvisados se animan  a ensayar unos pasos al ritmo de las bagualas, las chacareras y los ritmos tradicionales del Norte argentino. Las empanadas merecen un párrafo aparte, ya que no solo son de las mejores del país, sino que por estas tierras comer “solo” dos o tres es casi un delito: la gente lleva de a docenas…y no se arrepienten.


En definitiva, Cafayate es uno de esos lugares que asombran al llegar, de los que da pena irse, y al que siempre se promete volver.







Argentina » Lugares » Turismo

Tags:Latitud2000 - Turismo y Ocio - Cafayate - Argentina - Ruinas de los Quilmes

Reenvía a un amigo


Tu Nombre:

Tu email:

A quien envias: (Ingrese múltiples direcciones una por línea)

Tu Mensaje:


Noticias Relacionadas

Giganet


Títulos

  • Reabrieron parques de Disney y Universal tras paso de huracán Irma
  • Uruguay y Argentina ajustan plan de trabajo para organizar Mundial 2030
  • Cali recibirá el Congreso Nacional de Hotelería
  • Jamaica anuncia que el destino marca un nuevo récord
  • En Buenos Aires se lanzó la Feria Internacional del Libro
  • La mitad de los viajeros europeos reserva a través de las OTAs
  • Madrid acoge la cumbre del Shopping Tourism 2017
  • Embratur lanza un plan de acción para estimular el turismo en Río
  • Finalizó la gran peregrinación del islám en La Meca
  • Tailandia declara 2018 como año del turismo sostenible

Latitud es miembro de



Desarrollado por Pitu-Design